Han empezado las clases. Vuelta a la UIB

logo UIB

Esta mañana he tenido mi primera clase en mi nuevo curso universitario (y ya van un montón). La verdad es que no ha sido gran cosa. Como cada año, las primeras clases solo sirven para ir allí, apuntar el correo electrónico de los profesores, los horarios de tutorías, y en algunos casos, el temario que se va a dar. No sirve para nada más. Y eso es lo que hice hoy.

Como cada año, el primer día es un caos de gente, y la UIB estaba repleta de gente. Yo no se de donde sale tanta gente el primer día, pero de tanta gente que se ve el primer día, luego van desapareciendo a marchas forzadas…

Bueno, aparte de eso, debo hablar un poco de lo que es el transporte público… La EMT debería programarse un poco mejor, ya que hoy ha sido un verdadero caos en los autobuses.
No todo hay que culparlo a los propios autobuses, ya que la ciudad de Palma se está convirtiendo en un hormiguero de coches, y las avenidas van repletas, pero podrían organizarse mejor, y ya que disponen de autobuses más grandes, y con más capacidad, utilizarlos en estos primeros días de clase. A mi me ha tocado meterme en un autobús normal, y parecíamos sardinas en lata, con 35ºC marcando en los termómetros, sin aire acondicionado, y sudando.
Bueno, a ésto añádele que hoy ha amanecido en Mallorca con cielo bastante tapado, y ya tienes a todos los turistas de la Playa de Palma montados en el bus, yendo a Palma, ya que no pueden ir a tomar el sol. Conclusión: nuevo caos para mi a la hora de coger la línea 15. En la parada que me deja el bus universitario, he visto como pasaban de largo 2 buses del 15, repletos hasta la bandera. Así que… a pegarme una caminata de 20 minutos hasta llegar a la segunda parada del 15, por si tengo suerte y me siento. La he tenido? Oh, claro que no. Ya venía lleno desde la primera parada.

Más cosas?

En ese bus del 15 he podido ver (de nuevo, y con todo el tiempo que llevo viajando en bus, cada día lo veo más), como no hay nada de respeto hacía los demás. Para empezar, debíamos ser unos 40 o 50 en la parada para entrar. Pues bien, aquello parecía una batalla del señor de los anillos, y la gente era clavadita a los orcos. Menudos empujones… gritos… insultos (algunos en mallorquín, otros en castellano, y palabras ininteligibles para mi, ya que no domino muchos idiomas). En fin, lo que suele ser cada vez más habitual. Respeto al prójimo.
Una vez dentro, de nuevo como latas de sardinas, se puede comprobar como los jovenes se sientan en los asientos y se rien, mientras ven como los ancianos y las mujeres con bebes sufren estando de pie.

En fin… a ver si acaban pronto las obras del metro (que ya veremos lo que cobran de ticket), y esperemos que la gente cambie un poco. Por el bien de todos.

5 thoughts on “Han empezado las clases. Vuelta a la UIB

  1. Si, lo veo chunguísimo para aprobar la 2. Por eso ya he ido a la 3. Pues… este año la da Antonia Mas, y Xisco Llabrés… así que imaginate lo divertido que será. Y lo que finalmente me dió a entender que no tengo posibilidades de aprobar sw2, fue que Llabrés dijo que el test lo había suspendido mucha gente.

  2. Pingback: Oxycontin.

Comments are closed.